Duración:

No necesitarás mucho tiempo para tener una rutina efectiva, y por ello el éxito de su práctica; basta con 20 a 25 minutos y no necesitas hacerlo 7 días a la semana, podrás ir intercalando con sesiones solo de trote o de trabajo funcional.
Si llevas un par de meses utilizando tu trotadora o eres un corredor habitual, entonces el HIIT te pondrá un muy buen desafío. El patrón es simple, un periodo de alta velocidad seguido de un periodo de recuperación a lo largo de la sesión.

La clave: ¡Nunca pares!

Debes acostumbrar a que el cuerpo siga rindiendo en estado de fatiga, por ejemplo, correr 60 segundos a tu máxima velocidad y luego 60 segundos de caminar para recuperar el aliento y repetir así 4 o 5 veces.

Vamos a las propuestas

Siempre debes comenzar con unos 5 a 10 minutos de puesta en marcha antes de iniciar el trabajo de HIIT, así evitas lesionarte, lo mismo al finalizar, unos 5 minutos de soltura a un ritmo suave.

 


Propuesta 1

Encuentra tu ritmo de recuperación, por ejemplo: si caminas cómodamente a 5 Km/h, esta será tu base de descanso una vez que termines tus 60 segundos de intensidad, que podrían ser a 11 Km/h. Lo importante es que logres identificar tu máximo, sin pasar apuros por supuesto.

Propuesta 2

Una versión más conservadora puede ser que no varíen mucho las velocidades de descanso y máxima intensidad, si no que lo haga la inclinación. Puedes partir con tu base de descanso en inclinación cero y tu intenso puede ser en inclinación 2. Con esta base puedes ir aumentando la inclinación y velocidad incluso cada dos minutos, hasta completar los 20 minutos de HIIT.

Consideraciones

Si este es tu primer acercamiento a las rutinas HIIT, puedes comenzar con series de 30 segundos. Si eres un practicante habituado, no tendrás problemas en hacer esos cambios de ritmo cada 2 minutos y combinar a gusto velocidades y desnivel, ¿te atreves? 

Must

Si deseas combinar con una acción fuera de la trotadora, te recomendamos los jumping jacks o estrellas, es un ejercicio muy fácil de ejecutar y puede ser tu "descanso" de las velocidades de la trotadora. Las combinaciones son muchísimas, tu cuerpo te irá avisando cual es la mejor combinación para que le saques el mejor provecho a las rutinas HIIT que te proponemos.

Beneficios


Recuerda que el aporte del HIIT a la trotadora es un excelente complemento si no tienes mucho tiempo para entrenar y deseas combinar la trotadora con otros ejercicios para quemar calorías. No hay duda que luego de un par de semanas te sentirás más fuerte y veloz, ¡además de mejorar tu salud cardiovascular!