Si estás pensando en adquirir una bicicleta estática, como una de nuestras Muvo Pulse, acá tienes los 3 motivos para hacerlo.

 

1) Activar nuestro sistema cardiovascular: Si llevamos un tiempo con un ritmo de actividad bajo y más aún los últimos meses, requerimos de una forma de activar que sea amigable con nuestro cuerpo y es acá donde la bicicleta Estática entra en juego. La posición cómoda en la que pedaleas sobre una Estática te permite perfectamente ver tu serie preferida en Netflix o terminar de leer tu libro mientras haces cardio, ¡los minutos pasan volando y tus músculos te lo agradecerán!

 

2) Cambio de ritmos: Cuanto estás en una bicicleta estática es fácil cambiar de ritmo y ejercitarte en diferentes cadencias de velocidades, esto te ayudará no solo a lo que comentamos en el primer punto, si no que también a mejorar tu flujo sanguíneo, musculatura y energía. La importancia de los cambios de ritmo es no acostumbrar al musculo a la rutina, pues este debe tener cambios intermitentes para tenerlos siempre alerta.

 

3) Entrenamiento cruzado: Sabemos que muchos tienen como actividad deportiva salir a caminar, sin embargo, a veces por falta de tiempo no logramos hacerlo. Entonces podemos combinar sesiones de bicicleta estática en días intermedios y caminar el resto de los días. Por lo demás, no todos aguantan jornadas relativamente intensas de ejercicios o caminatas, entonces comenzar con 20 o 30 minutos de Estática te permitiría tomar un buen ritmo cuando decidas salir a caminar o incluso trotar. Ya lo dijimos: al cuerpo le gusta el cambiar ritmos y sentir que cada sesión es un desafío, ¡y ni que lo digas a nivel mental!

 

 

 

La biomecánica es el arte de preocuparse de un aspecto no menor: los movimientos del cuerpo humano, su posición, las cargas mecánicas y de energía que se producen el ejercitarse. Y por esto es que la Estática es una estupenda alternativa para comenzar a hacer ejercicios desde cero, o en su defecto, volver a hacerlo después de no haber realizado deporte durante mucho tiempo, producto de una lesión o confinamiento en el hogar.

 

Mantener una posición erguida de manera cómoda no es una dificultad en una Estática, pues hay modelos Recumbent que cuentan con un respaldo para apoyar la espalda. Las piernas tampoco sufren presión pues la posición permite un ejercicio constante con un centro de gravedad en el cual no se ven afectadas gracias a la posición corporal. Entonces, después de haber leído lo que te contamos, ¿qué esperas para empezar a pedalear en tu casa sobre una Estática? ¡Vamos!